Tu 1er Cambio de Residencia fiscal fuera de España

¿Por dónde empiezas para cambiar tu residencia fiscal fuera de España? ¿Qué tienes que saber para hacer bien el cambio?

Me pongo en tu lugar…

Te ha surgido una oportunidad laboral o de negocio en el extranjero. Hablas con tu pareja y con tus hijos si los tienes. Te lo piensas durante días, quizás semanas o meses, no es una decisión fácil. Y dices que sí, que te vas de España.

De repente, todo son prisas, buscar vivienda, colegio para los niños, ¿dónde está el hospital? ¿es seguro el barrio? Comprar los billetes de avión y empaquetar todo para la mudanza. Y cuando tienes todo preparado, te acuerdas ¿Y Hacienda? ¿Tengo que presentar la declaración de la renta este año? ¿y el que viene?

La residencia fiscal fuera de España es la clave para dejar de pagar impuestos en España. Como tal tienes que asegurarte de que haces todo lo necesario para trasladar tu residencia fiscal fuera de España.

Cuál es el objetivo de cambiar tu residencia fiscal fuera de España

Tu residencia fiscal fuera de España es lo más importante para saber si tienes que pagar impuestos en España o no. Tiene que estar clara y estar comunicada a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). La residencia fiscal es decisiva por tres razones:

  • Las personas con residencia fiscal en España presentan la declaración del IRPF en España.
  • El Modelo 720 de declaración de bienes en el extranjero se presenta por los residentes fiscales en España.
  • Los residentes ficales en España pagan el IRPF por todas sus rentas mundiales y el Impuesto sobre Patrimonio se paga por todos los bienes que tengas, estén en el país que estén. Si vendes o tienes criptos en Singapur, también debes pagar impuestos en España.

En Internet nos parece que todo funciona de manera diferente al mundo offline. En muchos aspectos es así, pero en otros sigue siendo igual que siempre. Internet es una ventana virtual para vivir, trabajar y hacer negocios dónde quieras y con quién quieras, esté donde esté.

Somos muchos compitiendo y a menos que lo tuyo solo lo hagas tú, los clientes y las empresas no te van a pagar más porque tú pagues más impuestos.

Los impuestos son tu problema, no el de tu cliente o empresa, y la realidad es que en España, si te va bien, puedes pagar muchísimos impuestos.

Así funciona los impuestos en España ¿te suena?

Esto significa que cualquier pequeño error por tu parte, un papel mal presentado o que haces fuera de plazo puede significar que Hacienda vaya a por ti, aunque ya no estés en España.

residencia fiscal fuera de España

¿Has comunicado a la AEAT que tu residencia está fuera de España? Revisa estos 5 domicilios.

Tu residencia fiscal fuera España es el primer filtro para que Hacienda no te haga pagar impuestos en España. Es un dato en el que dejas muy claro qué país te va a poder cobrar impuestos.

Dejas claro a la Agencia Tributaria —que no sabe dónde estás y dónde no estás— que tu intención es no pagar impuestos en España. Piensa que la AEAT lo que quiere es cobrarte impuestos.

Tu comunicación a la AEAT de que tu residencia está fuera de España debe ser clara, unívoca y hecha en plazo. Es el momento de sacar pecho y decir «me quiero ahorrar todos los impuestos en España, a partir de ahora no quiero pagar ninguno». La respuesta de Hacienda no será amable, no es su función, Hacienda tiene que recaudar impuestos.

  • 1º Cambia el empadronamiento> Los Consulados de España tienen un censo de las personas que residen en otros países. Demuestra que no resides en España inmatriculándote en el consulado correspondiente.
  • 2º ¿Tienes una vivienda a tu disposición en España?> Deja claro que ya no. Termina el contrato de alquiler y, si tienes la casa en propiedad, alquílala.
  • 3º ¿Dónde esta tu familia?> Si tu familia sigue en España, puedes seguir siendo residente fiscal en España.
  • 4º Cambia el domicilio de tu negocio también fuera de España.> ¿Por qué tú tienes residencia fuera de España si tu negocio sigue en España? De eso se trata de quemar las naves y no volver. El traslado de residencia fuera de España debe ser real y auténtico, y la Agencia Tributaria no se creerá que ya no tienes residencia fiscal en España, si tu negocio sigue aquí.
  • 5º Cambia tu domicilio fiscal> Dile a Hacienda dónde vives ahora, comunica tu dirección fuera de España.

Cambiar tu residencia fiscal fuera de España no lo es todo…

Así es, existen normas para evitar que un simple cambio de residencia fiscal fuera de España te permita ahorrarte impuestos y no pagar IRPF en España.

Voy a ir a un ejemplo que tengo a mano ya que, como abogado fiscalista, es un caso habitual de consulta por mis clientes.

Se trata del cambio de residencia fiscal fuera de España a un paraíso fiscal.

Si tienes nacionalidad española y trasladas tu residencia fiscal desde España a un paraíso fiscal, seguirás pagando IRPF en España 5 años más.

Ganancia por venta de acciones que no has vendido

Siempre hay algún cliente que me viene con una idea genial que se le acaba de ocurrir y me dice: «Álvaro, tú eres un abogado experto en impuestos y sabes mucho del tema y tal, pero he tenido una idea brillante»

Si las acciones o participaciones que tienes han subido mucho de valor, puedes tener que pagar impuestos por las ganancias patrimoniales por el cambio de residencia.

residencia fiscal fuera de España

Se puede cambiar tu residencia fiscal fuera de España y dejar de pagar impuestos en España

Sí, se puede, claro que se puede, pero hay que hacerlo bien.

En los ejemplos que te he puesto se ve enseguida: hay que informarse de las normas fiscales.

Repasa la Ley del IRPF, la Ley del Impuesto sobre Patrimonio, las preguntas frecuentes que responde la AEAT sobre el Modelo 720, la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes y los convenios de doble imposición que ha suscrito España. De hecho es lo que hago cada vez que un cliente me consulta sobre el traslado de residencia fiscal fuera de España. —Hay días que pienso que la Agencia Tributaria debería publicar un manual de instrucciones para cambiar la residencia fiscal fuera de España.

Pero me temo que la AEAT no lo va a hacer. Si no te centras, si no aciertas, si no haces lo que debes hacer, y si no lo haces en plazo. Tendrás residencia fiscal en España, aunque te vayas a vivir o a trabajar fuera, y Hacienda se hinchará a cobrarte impuestos.

Todo tiene solución y si no lo hiciste y Hacienda te reclama el pago de impuestos, se puede ver si te puedo defender y hacer un recurso de reposición o una reclamación económico-administrativa, incluso unas alegaciones.

Pero, como siempre, es mejor prevenir que curar.

¿Tienes claro cómo cambiar tu residencia fiscal fuera de España?

Entre las dudas que te rondan en la cabeza, sabía que querías que hablara de cómo trasladar tu residencia fiscal fuera de España. Próximamente hablaré de casos de residencia fiscal en España que no te imaginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta información tiene una finalidad exclusivamente didáctica, no es un informe jurídico riguroso y preciso, ni es sustitutivo de asesoramiento jurídico o fiscal adecuado. Esta información puede contener imprecisiones, generalizaciones, simplificaciones, contenidos desactualizados o directamente errores que conlleven que las conclusiones en ella alcanzadas no resulten aplicables a tu caso. Las operaciones en el tráfico jurídico deben ser realizadas con la ayuda y asesoramiento de un experto que conozca las circunstancias de tu caso concreto. SAEZ.LAW SLU declina cualquier responsabilidad por el uso de esta información didáctica. SAEZ.LAW SLU realiza el máximo esfuerzo para que la información facilitada sea apropiada y actualizada. No obstante, SAEZ.LAW SLU no se hace responsable de ningún daño que pueda derivarse del uso o aplicación de la mencionada información.