Abogado para inspección de Hacienda: Cómo estar preparado 3#

Abogado para inspección de Hacienda
Abogado para inspección de Hacienda

Soy Álvaro Sáez, abogado para inspección de Hacienda y tengo que reconocer que me han hecho muchas veces esta pregunta y la respuesta siempre sorprende.

Estos días hemos visto como el Gobierno sube los impuestos a las empresas con aires de superioridad. Como si esto, la tremenda situación que estamos viviendo, no les afectara.

Estoy convencido de que los políticos lo hacen por tratar de aparentar que protegen a la gente, por no parecer «débiles» y mostrar autoridad, pero el resultado será el de siempre: más paro y menos impuestos recaudados.

Y eso duele.

Duele porque tú estás preocupado y sientes que los demás están a tope: haciendo números, cuadrando las cuentas, pagando la Seguridad Social, el IRPF, el Impuestos sobre Sociedades, el IVA,… ¡qué palo este trimestre!

Y, por si no fuera poco, ahora la inspección de Hacienda está más activa que nunca, buscando cobrar impuestos a los negocios que no han cerrado.

Por favor, olvídate del resto y céntrate en cómo estar protegido si la Inspección de Hacienda llama a tu puerta.
 

Como abogado para inspección de hacienda te digo: «registra para controlar, no para que otros te controlen»


Si algo he aprendido en estos 12 años son estas dos lecciones:

  1. Que tus registros contables o extracontables tienen que ser una herramienta de gestión. Recuerda que la contabilidad se inventó para que los inversores controlasen en el negocio sin estar presentes en él.
  2. Que mantener privada tu información protege tu negocio.


Estos son dos rasgos característicos de los empresas que están protegidas de una inspección de Hacienda. Y es lo que quiero que te lleves hoy de este post. Que protejas a cal y canto los datos de tu empresa y conserves toda la información que necesitas para ganar dinero.

En el post del mes pasado hice hincapié en la estructura legal de tu empresa para ahorrarte impuestos. Y para conseguir esa estructura primero tienes que tener una estrategia fiscal y estar seguro de cómo defenderte con un abogado para inspección de Hacienda.

Seguro que tú también tienes en la cabeza la imagen de ese inspector de Hacienda incansable que busca y busca hasta que encuentra.

Pues bien, llega un momento que, si no encuentra, deja de buscar.

Si tú conoces toda tu información, y esa información, además, no es accesible a terceros, podemos decir que tu empresa está protegida de Hacienda.

Porque si la información la tienes tú, el inspector solo la encuentra si tú se la das.

Por eso da igual que pagues muchos impuestos.

No puede ser que haya información de tu empresa que tú desconozcas o información de tu negocio que un tercero pueda facilitar a la inspección de Hacienda.

Hace solo unos días el Tribunal Supremo a medio de Auto 15 de octubre de 2020 (ECLI:ES:TS:2020:9249ª, Recurso: 2778/2020), entre otros, ha admitido un recurso de casación en el que indica que presenta interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia:

“Determinar si la Administración puede realizar regularizaciones tributarias e imponer sanciones con relación a un sujeto pasivo, tomando en consideración documentos incautados como consecuencia de un registro domiciliario practicado respecto de otros sujetos pasivos (registro autorizado por el juez contencioso-administrativo),

cuando posteriormente, tales documentos fueron declarados por la jurisdicción penal como constitutivos de una prueba nula al apreciar vulneración de derechos fundamentales en su obtención por haberse excedido de lo autorizado los funcionarios de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria,

en particular, por entender que los referidos documentos constituían «hallazgos casuales» referidos a otros sujetos y relativos a otros impuestos y ejercicios distintos a aquéllos para los que se obtuvo la autorización de entrada y registro”.

Estarás de acuerdo conmigo que, desde un punto de vista práctico y de lo que a ti interesa, el problema surge antes del registro domiciliario, ¿Cómo es posible que un tercero tenga documentación tuya?

La respuesta corta es: porque tú se lo permites.

Y añadiría otro motivo: puedes hacer más por controlar la información de tu empresa.

Tu empresa está preparada para una inspección de Hacienda si sabes proteger los datos de tu empresa.

Piénsalo unos instantes: si el inspector de Hacienda encuentra información para cobrarte impuestos adicionales y multarte es porque esa información existe.

Pero eso sólo ocurrirá si tu información contable y fiscal no es coherente con esa otra información que el inspector descubra.

Estos son 3# caladeros para que la inspección encuentre información para cobrarte impuestos:

  • Movimientos bancarios de las cuentas corrientes.
  • Registro extracontables.
  • Existencias. Compras y ventas.

Parece mentira, pero los movimientos bancarios siguen siendo un básico

Soy abogado para inspección de Hacienda y te recuerdo que tienes obligación de entregar a la inspección de Hacienda cualquier información con trascendencia tributaria,… si existe.

El problema que tenemos con los movimientos bancarios de tus cuentas es que no puedes decir que no existen y, además, si no se los das tú, el banco se los dará a la Agencia Tributaria. Es importante que tengas una buena contabilidad.

Para tener bien la contabilidad, tus movimientos bancarios tienen que estar contabilizados. Si son ingresos, facturados.

Los movimientos del banco es lo primero que la inspección de Hacienda ve.

Tu puedes llevar fácilmente un control de tus extractos bancarios con aplicaciones web gratuitas como: www.taxtico.com

O si eres de los que no tiene tiempo, te entiendo, pero puedes contratar un administrativo contable que se asegure de que tus movimientos bancarios están reflejados en tu contabilidad. Si no sabes dónde encontrar uno, esto es otra cosa con la que te puedo ayudar.

Las compras que sean coherentes con las ventas y existencias finales

Esto también resulta bastante básico, pero aquí la inspección de Hacienda pilla a muchos.

A ver, hombre, si vendiste 100 pantalones, no puedes haber comprado tela para fabricar 5000.

¿Dónde está esa tela?
— Se quemó en un incendio —dirás tú.
¿Y dónde está la factura de los bomberos?
— El fuego lo apagué yo.
¿Y la factura del pintor?
— También pinté yo.

Bien, tranquilo, no te preocupes.

El abogado para inspección de Hacienda es bueno, te va a defender, pero no hago milagros. De momento, el convertir el agua en vino no está entre mis capacidades.

Después tenemos el problema inverso, vendiste 5000 manojos de zanahorias, pero solo compraste 25. Hay determinados proveedores que solo cobran en B o no te venden.

El sector agropecuario destaca en la lista de los que no quieren cobrar por el banco. Esto reduce tu dinero y efectivo, pero no tienes factura de gasto.

Aquí es importante que solicites un recibí al proveedor, que te lo firme y que lo guardes. Un recibí de una cantidad no es el justificante ideal, pero es un justificante.

Este justificante te servirá para contabilizar el gasto.

Por favor, en estos casos no hagas burradas como facturas falsas para poder deducirte el gasto.

Muchos están tranquilos porque la inspección no suele comprobar el inventario, pero para encontrar estos desajustes la inspección de Hacienda no necesita registrar tu inventario in situ. Es importante que las ventas y compras que contabilizas sean coherentes entre sí.

Atención a los registros extracontables

Hasta ahora hemos hablado de que los registros contables, es decir, de que tu contabilidad sea coherente con los movimientos bancarios y de mercancías.

Ahora lo que necesitas es prestar atención a esos registros extracontables. Y no me refiero a esa contabilidad B que guardas en el mismo ordenador que la contabilidad A.

Obviamente, llevar en el mismo programa dos contabilidades no es muy buena idea, tampoco es legal y, como abogado para inspección de Hacienda, te desaconsejo que lleves una doble contabilidad.

Los registros extracontables son más que la doble contabilidad.

Para empezar, si la única contabilidad que llevas te la lleva tu cliente, esa contabilidad es un registro extracontable: está fuera de tu contabilidad. Es habitual que cuando tienes un único cliente que, además, es una empresa grande, ellos te digan:

«No te preocupes, la contabilidad te la hacemos nosotros gratis».

Preocúpate. Primero porque esa gran empresa lo que quiere es controlarte y saber lo que ganas, y especialmente busca que no ganes mucho dinero, a partir de cierta cantidad se lo quieren quedar ellos.

También preocúpate porque puede ser que estén utilizando tu contabilidad para inflar sus gastos y que tú no estés declarando todos los ingresos.

Sin embargo, en mi experiencia de abogado para inspección de Hacienda, este gran cliente sí le entregará tu contabilidad a la AEAT o, también, la AEAT registrará el domicilio de la gran empresa y encontrará allí tu contabilidad. Con esta información después la AEAT te inspeccionará y sancionará.

Son también registros extracontables:

  1. Las agendas de citas, tan comunes para médicos, odontólogos y clínicas y centros estéticos en general.
  2. Las comunicaciones administrativas. Determinadas empresas, como los centros psicotécnicos, hacen notificaciones a la Administración por cada servicio que prestan.
  3. Y las plataformas on-line.


Si tienes una clínica, lo primero que querrá ver la inspección de Hacienda es tu agenda de citas con pacientes. Si las citas, que muchas veces indican además la  intervención o tratamiento, no coinciden con lo facturado, la AEAT te practicará una estimación indirecta.

Es habitual que no se facturen todas las citas, por ello, es importante eliminar las citas cada 6 meses. Ten en cuenta que, por ejemplo, el Impuesto sobre Sociedades de 2021, no se puede inspeccionar hasta el 1 de agosto de 2022.

Si comunicas a la Administración los servicios que prestas, es importante que justifiques con un documento el motivo cada vez que no cobres el servicio. Por ejemplo: «regalo promoción». La AEAT pedirá tus registros a la otra Administración y, si no tienes explicación de por qué no coinciden, te inspeccionarán.

Y últimamente están cobrando relevancia las plataformas on-line, sean pasarelas de pago o no.

Existen aplicaciones app on-line muy cómodas y baratas, sino gratuitas. Si son de contabilidad, y esa contabilidad la declaras a Hacienda, la app es parte de la solución, no del problema. Puedes estar tranquilo Hacienda ya tiene estos datos.

Pero donde suelen estar los problemas es en aplicaciones que no son de contabilidad.

En esas plataformas, por ejemplo, pueden quedar registradas las visitas de clientes o los tratamientos realizados. El problema radica en que muchas de estas apps son utilizadas por una parte importante del sector.

Entonces, ¿Qué hace la inspección de Hacienda?

En mi experiencia como abogado para inspección de Hacienda, la Agencia Tributaria inspecciona primero a la plataforma on-line y le pide los registros de sus usuarios. La AEAT después solo tiene que ver tu contabilidad y, si no cuadra con la información de tu usuario en la plataforma, liquidarte impuestos y multarte.

Es otro caso en el que resulta fácil aplicarte la estimación indirecta.

La estimación indirecta es un callejón sin salida. Estimación indirecta significa que la AEAT puede calcular tus impuestos a ojo con base en los índices que al inspector le parezcan oportunos. Y si no estás de acuerdo, tendrás que aportar una prueba que demuestre lo contrario.

Puedes y debes digitalizarte. Pero hazlo a través de tu propia página web, hay plugins de WordPress que hacen casi de todo.

Úsalos y asegúrate de que solo tú y tu desarrollador web tenéis acceso a tus datos. Es importante que el dominio web esté a tu nombre y que el desarrollador web firme un acuerdo de confidencialidad.

De esta forma, si la AEAT tiene una información de tu empresa, tú lo sabrás.

La estructura legal de tu empresa es la clave

Aquí estamos hablando de cómo estructurar la información de tu empresa para que la inspección de Hacienda no encuentre motivos para cobrarte impuestos e imponerte sanciones cuando te inspeccione.

Sin embargo, en el fondo te estoy hablando de la estructura legal de tu empresa. Pues son los contratos que tengas firmados y acuerdos que tengas los que determinarán quién y cuándo puede acceder a la información de tu empresa.

Soy Álvaro Sáez, abogado fiscalista, te puedo defender como abogado para recurso contra hacienda, y también te enseño ahorrarte impuestos con mi mentoría fiscal.

Las empresas que mejor salen de una inspección de Hacienda son aquellas que tienen una buena estructura, que han implementado las estrategias fiscales y legales adecuadas antes de que llegue la inspección de Hacienda.

Puedo decir que me he inventado una profesión. Soy abogado para inspección de Hacienda, pero también soy mentor fiscal.

Un mentor fiscal te ahorra impuestos, por supuesto, y también te ayuda a estructurar tus negocios para que prosperen mientras proteges tu patrimonio y a tu familia.

Estoy aquí para defenderte de la inspección de Hacienda. Esa defensa empieza por ti, porque sepas controlar la información de tu empresa y protegerla. Si el inspector encuentra información es porque tú has permitido que ocurra.

Las teorías e interpretaciones son discutibles.

Como abogado para inspección de Hacienda, te defenderé en los Tribunales para que la Ley Fiscal se interprete de una forma que te beneficie fiscalmente. Sin embargo, yo no puedo cambiar la información que tú has generado y has permitido que la Agencia Tributaria consiga.

Porque Hacienda solo sabrá lo que tú le dejes saber, o lo que tú le digas.

Cuéntame en comentarios: ¿Cómo proteges la confidencialidad de tu información de Hacienda? ¿hay alguna estrategia de las que te propongo que no te atrevas a llevar a la práctica?

Me encantará que compartas conmigo los puntos débiles de la seguridad de la información de tu negocio para que pueda aportarte mi punto de vista y ayudarte a hacerles frente con estrategias para defenderte de la inspección de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *