✔Asesor de impuestos #1: Ahorra y defiéndete de Hacienda

Soy asesor de impuestos. Esta es mi pasión: enseñar a otros a ahorrarse impuestos con sus empresas y defenderles de la inspección de Hacienda.

Soy Álvaro Sáez, abogado fiscalista y experto en Derecho Fiscal y reclamaciones de Hacienda.

Y también soy el primer mentor fiscal de PYMES y emprendedores.

Defiéndete de Hacienda con mi método probado en más de 1000 casos y ahórrate hasta un 100% de impuestos.

Soy asesor de impuestos, me dedico a los impuestos y a ganarle a Hacienda en los Tribunales.

Un éxito notable llama la atención y muchos me ven como un referente top de mi sector y —¡Cuánto me alaga!— muchos empiezan a querer imitarme, hacer lo que yo hago.

Quizás tú pienses:

«Parece que los impuestos dan dinero, si yo también soy asesor de impuestos, quizás yo pueda ganar un buen dinero y tener éxito, igual que Álvaro».

¿Por qué ser asesor de impuestos da dinero?

Pero primero, ¿por qué yo tengo éxito como asesor de impuestos?

Los impuestos son una cosa reciente, hasta los años 70 no había Impuestos, tal y como hoy los conocemos.

Soy Álvaro Sáez, asesor de impuestos.
Soy Álvaro Sáez, asesor de impuestos.

Mi padre es asesor de impuestos y ha ido aprendiendo de impuestos de modo natural a medida que nuestro actual sistema fiscal moderno y capitalista nacía e iba creciendo.

Muchas cosas de los impuestos yo no las he aprendido en la Universidad, ni en libros, ni en cursos, tampoco trabajando, las he aprendido de mi padre.

Pero no las aprendí porque los impuestos fuesen algo con lo que pudiese tener éxito y ganar dinero, sino porque quien me lo contaba era mi padre que es asesor de impuestos.

Y a mi padre lo quiero con locura.

La palabra impuesto para mí tiene muchas connotaciones positivas que van más allá de mi éxito, del dinero y del reconocimiento como un referente top de mi sector.

Impuestos —como dice Luis Castellanos— es para mí una palabra habitada, y la habito de un modo que casi nadie la habita.

Todos los años había un mes en el que yo casi no veía, ni hablaba con mi padre: junio.

Junio es el mes de la declaración de la Renta, ¿a quién le extraña que a mí me dé sarpullidos hacer declaraciones de la renta?

No lo soporto y desde 2019 personalmente no hago rentas.

 

Para mí impuestos es una palabra muy positiva

Pero los impuestos es también una palabra muy positiva para mí que, además, a mí me evoca a mi padre y a todos los buenos momentos que he pasado, paso y pasaré con él.

José Pita Andreu es uno de los mejores amigos de mi padre y José es abogado fiscalista.

Yo he jugado al golf muchas tardes con ambos, y José es un tipo divertido, inteligente, humilde, honrado y bueno que, además, es fácil que te caiga bien.

Además, José es un abogado fiscalista de reconocido prestigio. José es un referente top de su sector mucho antes de que yo empezase a trabajar.

José es el mejor abogado fiscalista que he conocido.

Así que cuando en 2008 en Cuatrecasas Vigo me entrevistaron para contratarme y me preguntaron por qué quería ser abogado fiscalista, yo contesté:

«Porque para mí es la mejor profesión del mundo, me parece una profesión fantástica».

Creyeron que les estaba dorando la píldora, pero no, estaba siendo sincero —igual de más.

 

Ser asesor de impuestos es mi pasión

Y hoy 11 años después pienso lo mismo, porque para mí dedicarme a los Impuestos es mi pasión. Es mi pasión tenga o no tenga éxito, gane o no gane dinero.

Y es mi pasión porque asocio los impuestos a emociones pasadas muy positivas en mi vida.

Por tanto, no te engañes y no te dediques a los impuestos porque a mí me vaya bien y gane pasta con ellos.

Yo gano bien con los impuestos porque mi padre es asesor de impuestos en Pontevedra.

Y para mí, mi padre es una persona muy importante.

Y de algún modo que no acabo de racionalmente comprender, asocio el sector fiscal con emociones muy positivas.

Con momentos muy alegres de mi vida y estoy enganchado al mundo de los impuestos. Este es el verdadero motivo de que sea asesor de impuestos.

Es por vocación.

Si quieres tener éxito, dedícate a aquello que a ti te resuene, dedícate a ese concepto, a esa palabra positiva que habitas y genera en ti emociones positivas.

Las cosas no se pueden forzar, tus emociones son las que son, tú eres tú, y tus experiencias son tus experiencias.

Yo puedo ser tu role model, igual que José Pita Andreu lo es para mí. Sí, pero tú no puedes ser yo —igual que yo no puedo ser José Pita Andreu.

José Pita Andreu es de otra generación, es inspector de Hacienda en excedencia. José tiene una personalidad distinta a la mía y una forma de entender el mundo distinta.

Ahora bien, sé que José Pita Andreu disfruta con los Impuestos, le divierten y le generan emociones positivas —seguro que por motivos distintos a los míos—.

Su profesión le resuena, los conceptos, las ideas y el lenguaje de los impuestos le aportan alegría, serenidad y satisfacción.

Por este motivo José también tiene éxito como abogado fiscalista —igual que yo, antes que yo y, por supuesto, por delante de mí.

Encuentra el asesor de impuestos que necesitas.
Encuentra el asesor de impuestos que necesitas.

 

Asesor de impuestos, quiero ser tu referente

Me encantaría que me modelases. También me encantaría ser tu role model, pero para serlo y que tú también tengas éxito, tengo que ser tu referente por los motivos adecuados.

Quiero ser tu referente como una persona que hace aquello que le hace feliz, que hace lo que se dice así mismo que le hace feliz porque siente que le hace feliz.

Quiero que te rodees no sólo de mí y lo que escribo como asesor de impuestos.

Sino de personas que sean felices y optimistas porque te dirán cosas que te ayudarán a que tú encuentres tu felicidad, tu propósito en la vida, tu sueño, tu ilusión de éxito.

El dinero te llegará como consecuencia, como caído del cielo. De tu cielo.

Para tener éxito hay que tener la mentalidad adecuada, pero cada uno tiene su mente y su mentalidad adecuada.

A mí ahora me dicen que soy optimista y positivo. Lo soy sólo por dos motivos.

1) Sé cuáles son las palabras que me alegran y emocionan positivamente a mi mente.

2) Y lo sé porque intento pasar tiempo con otras personas que también son optimistas, aunque ellos se dediquen a otras cosas y a ellos les resuenan otras palabras —eso es lo de menos.

El buen rollo es contagioso, así que, si no sabes cuáles son tus palabras positivas, la solución no puede ser más fácil:

Rodéate y pasa tiempo con personas optimistas.

Estaría bien que tu asesor de impuestos sea también una persona positiva.

Así es como yo he alcanzado el éxito como asesor de impuestos.

Así también es como tú puedes alcanzar el éxito como asesor de impuestos, o como lo que tú sientas que quieres que te haga feliz.

De este modo tú también puedes conocer los Impuestos del emprendedor y alcanzar el éxito como emprendedor en aquello que te guste hacer.

Esta cara de felicidad solo puede significar una cosa: ha encontrado a su asesor de impuestos.
Esta cara de felicidad solo puede significar una cosa: ha encontrado a su asesor de impuestos.

 

Si has llegado hasta aquí, leyendo…

Has encontrado a tu asesor de impuestos.

¿Has pensado en mí?

¡Vaya! Me siento muy alagado.

Es curioso que en el fondo mi éxito no tenga nada que ver con los impuestos, ni con la inspección de Hacienda.

Tampoco mi éxito tiene mucho que ver con todo lo que sé de impuestos y mis casi 14 años (2021) de experiencia como abogado de impuestos.

El éxito y la dicha tienen mucho que ver con la emoción.

La razón sólo es el motor, pero para llegar a algún sitio tienes que saber a dónde vas. Por favor, ¡escúchame! Encuentra ese sitio, encuentra ese sueño, y tú dirás:

«¿Dónde? ¿Cómo?»

En las Palabras positivas. Con las Palabras positivas.

Álvaro Sáez.

Asesor de impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *