Gastos deducibles de los autónomos: ¿Qué le pasa a Hacienda?

Con los gastos deducibles de los autónomos ¡Cuánta caña nos da Hacienda!

Al final de este post de mi blog podrás UNIRTE a nuestra plataforma de «Gastos deducibles de los autónomos ya» en la que, juntos, los autónomos podemos ayudarnos para encontrar una solución a esto de que prácticamente no podamos deducirnos ningún gasto.

Es que no hay manera. Si eres abogado fiscalista, como yo, y te gusta la informática y haces un curso de posicionamiento SEO, te dicen que no está correlacionado con tus ingresos.

¿Cómo qué no? — preguntarás tú.

Y los Tribunales te contestan — No, porque tú eres abogado y no vendes posicionamiento CEO. Además, qué es eso del CEO.

Quiero que te puedas defender de Hacienda, ahorrarte impuestos y que esto de los gastos deducibles de los autónomos se solucione para ti y para todos.

¿Y el proceso de coaching ejecutivo que te salió en un pico?

Gastos deducibles del autónomo.
Gastos deducibles del autónomo.

Pues tampoco entra dentro de los gastos deducibles de los autónomos. Para Hacienda tus problemas emocionales son un tema personal tuyo.

Te dirán que eso de que seas líder de tu grupo de amigos y la gente te siga no tiene nada que ver con cuánto dinero ganas.

— ¿Además tú qué eres?

— Arquitecto.

— Pues todo lo que no sea para hacer planos no son gastos deducibles de los autónomos para ti.

¿Por qué la Agencia Tributaria no nos deja deducir gastos en IRPF a los autónomos?

La respuesta rápida es porque puede. Y ya se sabe que para la AEAT cuantos más impuestos se recauden, mejor.

Pero el problema que tenemos aquí los autónomos, fontaneros, cerrajeros, pintores, electricistas, psicólogos, comerciales, asesores, consultores y en especial el resto de profesionales es que la Ley está en nuestra contra.

Y en concreto el artículo 22 del Reglamento del IRPF:

«No se entenderán afectados:
1.º Aquéllos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas,…»

Ese maldito artículo 22 es el que permite a Hacienda discutir cualquier gasto que nos apliquemos los autónomos.

Si no está clarísimo que el gasto es solo para la actividad económica, si el gasto potencialmente o en teoría se pudiese usar para necesidades privadas o personales,  entonces,  la AEAT no lo considera entre los gastos deducibles de los autónomos.

Los jueces y tribunales tampoco los ven deducibles y, claro, los inspectores de Hacienda se vienen arriba.

Se ha hablado mucho de los gastos deducibles de los autónomos.

De  hecho, la AEAT tiene una página donde te explica cuáles son los gastos deducibles de los autónomos en estimación directa.

Más abajo si quieres te explico algunos gastos de miseria que la Ley nos permite deducir.

Pero hoy primero vamos a hablar de la mayoría, es decir… de los gastos no deducibles de los autónomos.

La realidad es que para nosotros los autónomos —a diferencia de las sociedades— casi ningún gasto es deducible.

Sobre las ventajas de constituir una SL en España ya os he hablado otros días, sobre cómo constituir una SL en España también.

Pero si crees que todavía no ganas suficiente dinero para que te compense crear la SL o eres autónomo por vocación, te interesa saber qué gastos no son gastos deducibles de los autónomos.

El coche. Vehículo le llama la Agencia Tributaria. Un clásico de los no deducibles.

El coche de los autónomos para Hacienda no es deducible. Los autónomos en días laborales nos desplazamos en nuestro turismo por puro disfrute personal —ironía, por si no se ha notado—.

Y si el coche no es deducible, que es lo normal cuando la AEAT te comprueba la declaración de la renta, el seguro del coche, el taller del coche, los peajes, los tiques de parking y, por supuesto, la gasolina tampoco son gastos deducibles. La ITV tampoco. Y la reparación aquella tampoco.

Da igual que tengas el coche rotulado —con lo feo que queda—, que en tu casa coleccionéis coches y tengáis veinte, lo mismo da que tengas que ir a ver a un cliente que está en Parla o que tus proveedores estén donde Cristo perdió la zapatilla.

Gastos deducibles del autónomo
Gastos deducibles del autónomo

Si no eres taxista o comercial puro, olvídate de que el gasto del coche sea deducible.

Con los comerciales la cosa está simpática, la AEAT aprovecha cualquier oportunidad para quitarles el coche.

— Sr. Inspector, mire es que yo paso más tiempo en el coche que con mi mujer.

— Sí, pero aquí aparece dado de alta también el epígrafe de asesor.

— Sí, es que además de vendedor, «asesoro» a mis clientes sobre las mejores opciones.

— Nada, entonces, tú nada, que seguro que el domingo aprovechas para ir a la gasolinera al volver de la playa para no tener que madrugar el lunes.

Las comidas que no sean de menú del día. No son gastos deducibles del autónomo.

— A ver, Sr. Inspector, ¿Cómo le explico yo? Es que yo vendo marcas de ron, de whisky, de ginebra y cómo le digo yo al distribuidor que me compre a mí y no a otro.

— Mire a mí no me cuente su vida. Si lo que quería era vivir bien y tranquilo, haber opositado como yo.

Los demás para vender su producto o servicio tienen que ganarse la confianza de cliente y le hacen regalos, tienen detalles, eso que se llama activar el principio de reciprocidad. Hablar, escuchar y ¿Qué mejor manera de hacerlo que en una buena mesa con una buena botella de vino?

Pero tú no, tú eres autónomo.

Tú tienes que vender a pelo, directo y sin vaselina.

Después te explicamos cómo sí la Ley te permite deducir el menú del día ¡Oh! ¡Cuánta generosidad fiscal!

Los taxis. No son deducibles.

El tren tampoco.

Tú pídele a un taxista que te haga una factura. Y total después la Agencia Tributaria no se cree que sea deducible.

— Usted coge el taxi por su exclusiva comodidad, vaya andando que es más sano ¿A dónde iba usted en taxi?

— A ver a un cliente.

— ¿Factura al cliente?

— Tome.

— No es el del mismo día que el taxi.

— Sí, es que facturo a final de mes.

— Pues muy mal, hay que facturar el día del taxi. No es deducible.

Gastos deducibles del autónomo
Gastos deducibles del autónomo

Las cuotas de los colegios profesionales.

— Veo que usted es abogado colegiado desde 1981.

— Sí.

— Pero en 2020 usted no ha hecho ninguna factura por servicios de abogado.

— Sí, es que los clientes no me pagan y he estado trabajando de repartidor de pizzas. Ya sabe, la pandemia.

— ¡Vaya hombre! ¡Cómo lo siento! Entonces en 2020 tú has pagado la cuota del colegio por ocio.

Ten cuidado con esto. La economía del autónomo cada vez es más precaria. Pero los autónomos lo somos por vocación.

Si cesas un tiempo de obtener ingresos de una actividad, los gastos de esa actividad ya no son deducibles para Hacienda.

Estoy pensando en un cliente que se gastó 3.000,00 euros en una página web y el negocio no le funcionó.

A los ojos de Hacienda este negocio, como no produjo ingresos, fue emprendimiento por ocio.

Los gastos del teletrabajo. No son deducibles ¿o sí?

La mitad de la mitad de la mitad de la cuarta parte sí es deducible ¡bien! ¡hurra!

Los gastos de suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, serán deducibles en el porcentaje resultante de aplicar el 30 % a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

Gastos deducibles del autónomo
Gastos deducibles del autónomo

Lo primero, afila el lápiz porque para 5 céntimos vas a perder dos días de trabajo.

— Yo el mayor gasto que tengo en casa es la hipoteca y mis padres el alquiler.

— Pues nada, esos no son deducibles —le digo yo.

— También he comprado unas estanterías y una mesa y silla de oficina.

— ¿Están en tu casa o tienes una oficina?

— No, en mi casa.

— Pues nada, tampoco son deducibles —le respondo yo.

— ¿Cuánto gastas de telefonía en casa?

— Nada, solo tenemos móvil.

— Pues por ahí tampoco —le informo yo.

— ¿Cuánto gastas de agua, gas, electricidad e Internet al mes en casa?

— Álvaro, vengo el mes que viene y te traigo todas las facturas para que las sumes.

— No, olvídate, tengo mucho lío, súmalas tú y se lo alegamos a Hacienda —le informo yo.

(…) Un mes después.

— Las he sumado todas y en total al mes me salen 175 euros al mes.

— ¿Tienes un despacho para teletrabajar en casa?

— No, yo trabajo en la cocina y mi mujer en el salón, bueno, a veces yo me siento en la silla de oficina en el pasillo, a la hora de comer. Es que, si no, cojo un olor a fritanga terrible.

— ¿Cuántos m2 ocupa la silla de oficina? — le pregunto yo.

— 40 cm x 50 cm.

— ¿Y cuántos m2 tiene tu vivienda?

— 110 m2.

— ¡Genial! 0,4 por 0,5 es igual a 0,2 m2. 0,2 m2 dividido entre 110 m2 son el 0,1818% de la superficie de la vivienda destinada a la actividad. Por el 30% es el 0,0545% que por 175 euros supone un gasto deducible de …redoble de tambor… ¡redondeando para arriba 10 céntimos al mes!

¡Ah! La limpieza de la vivienda y la alarma de seguridad tampoco son deducibles.

Los cursos. Tampoco son deducibles.

De esto ya hablamos al empezar. Los libros y los cursos no son deducibles, salvo que seas médico y el libro se titule «Neurodinámica en la Práctica Clínica».

Los idiomas también los aprendes por gusto, aunque ninguno de tus clientes hable español.

Los hoteles. Tampoco son gastos deducibles de los autónomos.

Los autónomos somos gente austera. Hay que comprar un cojín de esos que te aguantan la cabeza —que tampoco es deducible— y se duerme en el coche.

Los ordenadores caros tampoco son deducibles.

Gastos deducibles del autónomo
Gastos deducibles del autónomo

Los iPhone y iPad tampoco son deducibles.

La AEAT entiende que es desproporcionado para un autónomo comprarse un ordenador de 3.000,00 euros, cuando los venden por 150,00 euros. No se justifica en atención a la mierda que gana al mes y, en consecuencia, no es gasto deducible.

— Pero yo soy informático/diseñador gráfico/me dedico al mundo audiovisual.

— Pero tienes un iPhone, ¿no? —le dice el inspector de Hacienda.

— Sí, pero no es deducible.

— Pues el ordenador te sobra.

— Pero lo compré con una subvención pública de ayudas a autónomos.

— Y a mí qué me cuentas, devuelve la subvención —termina el inspector.

La ropa no está entre los gastos deducibles de los autónomos

— Mire, es que yo soy abogado e igual que un médico viste de bata blanca, yo tengo que recibir a los clientes en traje.

— ¿En qué cambia el servicio de abogado para el cliente el que tú lo recibas en traje? —pregunta Hacienda.

— En que, si le recibo en pijama, no me contrata.

— ¿Usted el fin de semana o fuera del trabajo va de traje?

— No, para eso tengo vaqueros y camisetas.

— Pues reciba a sus clientes en camiseta y vaqueros.

Gastos deducibles del autónomo
Gastos deducibles del autónomo

El teléfono móvil.

Da igual que tengas varias líneas de teléfono, unas afectas a la actividad y otras no. Potencialmente con tu móvil puedes llamar a cualquiera, no solo a los clientes.

En consecuencia, la línea móvil de Vodafone, Orange, Másmovil, Movistar,  Euskaltel, R no es deducible y el gasto en el dispositivo tampoco.

Y ahora los #5 gastos que por Ley sí son gastos deducibles del autónomo.

  1. La Seguridad Social.
  2. Los que no haya ninguna duda de que son de tu actividad y que no son personales.
  3. Los gastos de seguro de enfermedad del autónomo y familia hasta 500,00 euros al año por cabeza.
  4. Los de casa en el importe maravilloso que te he explicado arriba.
  5. Los restaurantes, si tú alegas el artículo 30.2.5ª.c), si tú no dices nada, se hacen los despistados y te dicen que no son deducibles.

En España, si pagas con tarjeta, puedes deducirte hasta 26,67 euros al día de restaurantes si no duermes fuera y 53,34 euros si duermes fuera. Lo de que duermes fuera hay que acreditarlo y puede ser que el hotel no sea deducible.

¿Qué puedes hacer tú para deducirte algún gasto a mayores de los #5 anteriores?

Buena pregunta. Si eres uno de los afortunados —ironía— que le ha llegado una carta de Hacienda, te puedo ayudar a alegar o recurrir para que te den la razón.

Por otro lado, te quiero decir que no estás solo, somos millones de afectados todos los años. Solos es muy difícil defendernos, pero juntos seremos imparables.

Si quieres avanzar en esto de ahorrarte impuestos como autónomo y tener gastos realmente deducibles como autónomo, ÚNETE a nuestra plataforma de «Gastos deducibles de los autónomos ya» a través del formulario de debajo, como afectado o como miembro, por aquello de empatizar y ayudarnos unos a otros.

De una forma u otra, yo te quiero ayudar para que te deduzcas los gastos y hagas las paces con Hacienda.

ÚNETE a nuestra plataforma de «Gastos deducibles de los autónomos ya»

Se trata de una plataforma de apoyo a los autónomos totalmente gratuita. Juntos podemos, ayúdanos tú también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *