Prefieres ahorrar impuestos con trampas que con estrategias

Ahorrar impuestos con trampas es «pan para hoy hambre para mañana», aunque tú me puedes decir que «más vale pájaro en mano que ciento volando». Yo prefiero ciento en mano, en tu mano.

He trabajado con diversos clientes, empresas, autónomos y sociedades que buscan de forma constante la manera de ahorrarse impuestos de forma legal y con la seguridad de hacer las cosas bien.

ahorrar impuestos con trampas

Muchos de ellos llegaron a mí en un primer momento porque habían implementado prácticas que Hacienda considera como «trampas» o «fraudes».

Me encanta remontar un 5 a 0, es un desafío y súper emocionante. Pero entiendo que lo que para mí es un challenge, para ti como inspeccionado y acusado de fraude puede resultar en una angustia que se prolonga durante años y hasta que el Tribunal decide si te da la razón. De ahí viene la angustia.

El ahorro de impuestos puede ser un paseo triunfal si hubieses trabajado mucho más tus estrategias fiscales desde un inicio. Pero cómo lo ibas a hacer si no me conocías.

Los «truquitos» son fáciles, cómodos y te hacen sentir muy inteligente. Y todos nos hemos dejado seducir alguna vez por cantos de sirena.

Y lo entiendo, quieres librarte del peso de la deuda que suponen los impuestos, que es muy pesada, pesadísima, y tanto, más cansina y pelma que tu cuñado diría yo. El mío es estupendo.

Y seguro que tú has pensado muchas veces en cómo conseguir maneras de ahorrarte impuestos. Estás en tu derecho.

Porque esto es así, porque tienes razón, llevo una misión a cabo desde 2010. Esta es la de ofrecer a mis clientes claves para diseñar una estrategia fiscal inteligente cumpliendo al dedillo con la Ley Fiscal.

En este post desarrollaré algunas de mis estrategias para ahorrarte impuestos. Espero que te sean útiles.

Ahorrar impuestos con trampas

El ahorro fiscal es parte de un truco de magia en el que tú eres el mago y Hacienda el público que observa la maravilla que ejecutas con habilidad. Si todo sale bien, al final Hacienda te aplaude a su manera con un «no procede regularizar la situación tributaria» y 0,00 euros a pagar o, mejor, a devolver a tu favor.

Debemos recordar que Hacienda es muy lista. Tú has ganado mucho ya con esas trampas, pueden haberte funcionado durante años y ahora te asaltan las dudas de si podrás continuar así.

En este post te comparto algunos secretos que mis clientes aplican en su día a día para aligerar sus impuestos de forma estratégica.

Diseña una estrategia fiscal inteligente

Es posible optimizar tus impuestos de forma legítima, también para ti. La clave es encontrar la estrategia fiscal que te siente como un guante.

Cuando te pongas a elaborar tu estrategia fiscal hay varias cosas importantes a tomar en cuenta. A continuación, te cuento cuáles son los aspectos clave en los que les suelo recomendar a mis clientes poner el foco para que todo salga a pedir de boca. Que es lo que todos queremos.

Recuerda que aquello en lo que poner el foco puede variar si eres una persona física o una sociedad, pero a lo que siempre suelo recomendar prestar atención es a:

Y para diseñar una buena estrategia fiscal, te doy 5 secretos que aplica en mi día a día como abogado fiscalista y que suelo compartir con mis clientes para que ahorren más impuestos.

#Uno. Zapatero a tus zapatos.

Cuando te digo que busques una buena estrategia fiscal no me refiero a que inviertas un mes de tu vida en aprender a usar el programa PADRE para hacer la declaración de la renta.

Hay asesores y asesores fiscales que presentan declaraciones de impuestos a las mil maravillas. Tú encuentra quien dé la talla y que un asesor fiscal presente tus declaraciones fiscales.

#Dos. Presta atención a la Ley Fiscal y a los hechos imponibles.

La Ley Fiscal cambia de manera constante y los abogados fiscalistas nos dedicamos a estudiarla.

El cambio puede venir de una decisión del Congreso de los Diputados, de un parlamento autonómico, y también de un cambio de interpretación de la Ley por parte de jueces y tribunales.

Y los cambios que más nos interesan son los relativos a los hechos imponibles. Si no hay hecho imponible, no hay impuesto a pagar y esto es lo que tú quieres.

Un hecho imponible es algo que provoca el pago de impuestos, por eso haz solo aquellas cosas que no conlleven el pago de impuestos. Pon en ello todo tu empeño. En materia de impuestos, cada euro cuenta.

#Tres. Maximiza las deducciones aplicables.

#Cuatro. Planifica a largo plazo.

Los consejos que te he dado hasta ahora te serán de utilidad en tu día a día para ahorrar impuestos de forma inteligente.

Sin embargo, este punto es fundamental para hacer que ahorrar impuestos se convierta en un hábito a largo plazo.

La planificación a largo plazo es una de las habilidades más valiosas y menos aprovechadas, implica tomar decisiones en el presente de cara al posible impacto fiscal que tenga en tus finanzas en el futuro.

Por ejemplo, si eres una persona física, gestiona tu patrimonio de forma inteligente y si tienes unas acciones que se han revalorizado, en vez de venderlas para obtener capital, solicita un préstamo y coloca las acciones como garantía.

Y si tienes una sociedad, crea estructuras societarias y financieras eficientes mientras gestionas de forma veraz y completa tu contabilidad.

# Cinco. Difiere de forma gratuita el pago de tus impuestos

ahorrar impuestos con trampas

Aunque te sorprenda, retrasar el pago de tus impuestos te puede ayudar a que en el largo plazo puedas aliviar tu carga fiscal.

Ya lo dijo Keynes «a largo plazo todos muertos». Difiere el pago de impuestos con la Ley en la mano.

¿Por qué cubrir el formulario para contactar conmigo?

  • Porque queremos ayudarte y que te ahorres impuestos.
  • Porque sólo tú puedes darnos tus datos de contacto.
  • Porque cuidaremos los datos de tu nombre, teléfono y e-mail con mimo y con respeto.
  • Porque es la forma de que pueda ayudarte a definir esa estrategia especial a medida.

Es probable que consideres que todo lo que te he comentado es una labor muy fácil de poner en práctica, bien, pues comienza a implementarlo ahora mismo.

Una vez comiences a aplicar estas claves en tu día a día notarás una gran diferencia, lo mejor es que las conviertas en un hábito como leer el periódico o revisar redes sociales.

Muchos de mis clientes me lo han agradecido porque han notado un antes y un después, ya que con Hacienda siempre podemos hacer las cosas bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *