💰 LIQUIDACIÓN DE HACIENDA

Tal vez si digo que Hacienda te está haciendo una Liquidación no se te encienda ninguna bombilla. Parece que Hacienda está haciendo «de las suyas» y eso de la Liquidación nada tiene que ver con tu bolsillo.

Pero seguro que si digo que Hacienda te está haciendo una paralela la cosa cambia.

Empiezan los miedos y la ansiedad por saber qué va a ser de ti y de tu cuenta de ahorros del banco.

Estas paralelas de las que hablamos no son otra cosa que el trámite de alegaciones y propuesta de liquidación que Hacienda hace en relación con tus Impuestos —IRPF, Sucesiones y Donaciones, Impuesto de Sociedades, IVA, Plusvalía, ITPAJD— Resumiendo, cuando la Agencia Tributaria cree que lo que has declarado en el Impuesto no es lo correcto y existen discrepancias en cuanto a lo que a ellos les consta y lo que tú has presentado, Hacienda te prepara una paralela o liquidación.

De hecho, el nombre de paralela viene de ahí, de ese paralelismo en forma de columnas en el que se presentan los datos de ambos, los tuyos y los de Hacienda, para que a simple vista puedas ver las diferencias.

En una de las columnas aparecerán tus datos, lo que tu declaraste y en la otra lo que ellos consideran que deberías haber declarado.

Pero no te preocupes, hay ocasiones —milagrosas— en las que esa diferencia puede incluso jugar a tu favor y que la Agencia Tributaria termine por devolverte dinero.

Los casos más comunes por los que te puede llegar una liquidación de Hacienda suelen ser errores de cálculo, la falta de declaración de algún ingreso, el incremento de la base imponible con la consecuente comprobación de valores o el desacuerdo en la aplicación de algún criterio —deducciones normalmente—

liquidación hacienda

➡️ Hacienda cree que te has equivocado o que has intentado engañarla.

Cualquiera de las dos motivaciones vendrá acompañada de una liquidación y una sanción.

Vaya, que por haber cometido un error ahora no solo deberás pagar lo que te corresponde, sino que a mayores te multarán por ello.

Es el momento de ponerse en marcha y actuar. La liquidación de Hacienda nos da un plazo de 10 días hábiles —se excluyen sábados, domingos y festivos— para realizar alegaciones y protestar alto y claro por lo que creemos que es justo.

La palabra alegar viene del latín «allegare» y significa «Exponer o citar a la ley para defenderse».

Hoy su significado es, algo más generalizado y su definición exacta se ha transformado en: «Argumentar, oralmente o por escrito, hechos y derechos en defensa de su causa».

Si de verdad crees que el fallo no es tuyo y que aquello que te pide la Agencia Tributaria no tiene ni pies ni cabeza es el momento de tomar cartas en el asunto y no dejarse asustar.

¡Alega!

Existen varios trucos con los que Hacienda te tentará y que están ahí para eso. Podrás aceptar la sanción y no profundizar más en tu causa a cambio de un bonito descuento que como mucho alcanzará el 47,5% en el pago de la multa siempre y cuando no recurras ni protestes. Muchos haciéndose valer del miedo a perder gran parte de su dinero, pagan algo menos y pierden la oportunidad de ganarle la partida a Hacienda.

«Si no pago ahora y pierdo, luego será peor»

Pero es un error común. El miedo te vence y caes en la tentación de pagar algo menos. Dejando atrás la posibilidad de poder salir indemne de la lucha.

abogado fiscalista
abogado fiscalista

💸 El descuento por pronto pago parece de alguna forma alejar el susto inicial y ofrecernos una salida relativamente ventajosa a nuestro problema.

Pero si la liquidación de Hacienda es injusta ¿por qué quedarnos de brazos cruzados y aceptar el mal menor?

Mi consejo como abogado especialista en la Inspección de Hacienda es que antes de tomar una decisión, sea esta del tipo que sea, primero te asesores.

Existen expertos como yo que pueden ayudarte y aconsejarte que es lo que más te conviene hacer según tu situación personal.

¿Cuáles son las mejores estrategias posibles que puedes adoptar para vencer y no tener que pagarle nada a la Agencia Tributaria?

Como decíamos en anteriores publicaciones de este blog Hacienda pierde más de la mitad de casos y el contribuyente le ha ganado la partida en muchas ocasiones—en Galicia esa cantidad supera el 50%—

Un abogado de Impuestos puede ser la llave, tu as en la manga, aquel que a su vez sepa cómo hacer unas buenas alegaciones y en base a qué argumentarlas.

Te preguntarás ¿Por qué tengo que pagar más Impuestos si yo ya he pagado unos Impuestos?

Pero esa no es la pregunta correcta. Si has pagado los Impuestos que por Ley te correspondían, la razón está de tu parte.

No tendrás que pagar más Impuestos.

Los telediarios hablan en ocasiones sobre sanciones millonarias por impagos relacionados con Hacienda. No debes dejarte guiar por esos miedos.

Ese no es tu caso. Ese no eres tú.

➡️Tu caso es el de un contribuyente que ha hecho lo que debía, ha cumplido las normas y se merece un trato justo por ello.

Si quieres ir un paso más allá he escrito un libro «No pagar Impuestos para ayudar a los demás» en él hablo del miedo a Hacienda y de su relación directa con los Impuestos y de cómo es posible simplificar esos temores.

Si te llega una liquidación de Hacienda después de haberlo leído entenderás que es solo eso, una comprobación, y no una sentencia de muerte para tu economía personal.

Cuando te hablen de paralelas tu reacción inmediata no será ponerle una vela a San Antonio para que te proteja de todo mal, porque sabrás que has hecho las cosas bien y que al final la razón estará de tu parte. Mi libro te ayudará a verlo con claridad.

Si has heredado un terreno de tu abuelo en el pueblo, no pasarás noches sin dormir porque te han dicho que van a construir una carretera cerca y se rumorea que Hacienda te va a pedir más del triple de lo que ya has pagado. Comprenderás cómo funcionan los Impuestos y la tranquilidad vendrá con ese conocimiento.

Álvaro Sáez

Abogado de Impuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *