La Prescripción de las Deudas con Hacienda: Un respiro para ti a los 4 años

Ni uno más, ni uno menos. 4 años.

Prescripción de las deudas con Hacienda

Por tanto, la prescripción puede suponer un enorme alivio para ti. Una de esas agradables sorpresas como son los postres de un menú o encontrar aparcamiento en pleno centro de la ciudad.

Por eso, en este post te explicaré en qué consiste la prescripción de las deudas tributarias y cómo puede beneficiar a tu bolsillo con estrategias que aplico para mis clientes como abogado fiscalista.

Qué significa que las deudas con Hacienda prescriban

Podría decirse que la prescripción es lo mismo que la fecha de caducidad de un yogurt.

Te puede pasar que compres uno sin fijarte en la fecha —porque alguien ha permitido que siga allí en el estante del frigorífico— y luego, al llegar a casa, te das cuenta de que el producto está pasado de fecha. En estos casos siempre puedes devolver el producto y en el caso de deudas con Hacienda, también.

Una vez se cumpla ese plazo, tu deuda ha prescrito y no es necesario pagarla, es un derecho que tienes como contribuyente.

Ya lo dijo Jim Carrey «La vida siempre te dará nuevas oportunidades, es tu elección si las tomas o las dejas pasar por temor a hacerlo».

Cuándo prescriben las deudas con Hacienda

En España, en términos generales, las deudas tributarias prescriben a los 4 años, salvo algunas excepciones específicas.

Prescripción de las deudas con Hacienda

El artículo 66 de la Ley General Tributaria establece ese lapso de 4 años para los siguientes derechos de la Agencia Tributaria:

«a) El derecho de la Administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación.
b) El derecho de la Administración para exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas y autoliquidadas».

Aunque este plazo de 4 años se puede prolongar. Esto es porque plazo de prescripción se interrumpe en determinadas circunstancias. Se resetea y vuelva empezar por otros 4 años más. Por ejemplo, cuando la Agencia Tributaria te embarga y cobra parte de la deuda, o tú pagas parte de la deuda.

Esto es importante saberlo, ya que Hacienda quiere que piense que cualquier notificación de Hacienda es suficiente para interrumpir el plazo de 4 años.

Si Hacienda te ha puesto en un brete, hay que darle una vuelta de tuerca.

Cómo saber si una deuda ha prescrito

Para saber si la deuda tributaria ya ha prescrito cuenta el plazo de 4 años desde el último día de plazo de presentación de la declaración o autoliquidación del impuesto correspondiente.

Los plazos de presentación de los impuestos son muy importantes, para hacer tus declaraciones a tiempo y también para calcular el plazo de prescripción de 4 años.

Te pongo un ejemplo:

Siempre es conveniente revisar este plazo, ya que puede pasar, y ha pasado, que el plazo de los 4 años ya se ha cumplido y Hacienda te envía igualmente una notificación.

Y recuerda: este plazo de prescripción puede ser interrumpido y renovado por Hacienda
—o por ti, si metes la pata y haces lo que no te conviene.

Por ello, unas de las primeras cosas a revisar en una notificación de Hacienda son los plazos de prescripción y las posibles interrupciones, ya que, si se te reconoce la prescripción, te verás automáticamente liberado de la deuda con Hacienda.

Una verdad como un templo: Hacienda siempre buscará una oportunidad.

Consejos para la prescripción de tus deudas con Hacienda

En este post te daré #4 consejos para que logres beneficiarte de la prescripción de las deudas con Hacienda.

Recuerda que esta figura de la prescripción te permitirá ahorrarte deudas fiscales de forma total, 100%.

Los consejos para que aproveches al máximo la prescripción:

Y para saber más puedes descargar la guía explicativa que he preparado especialmente para ti.

Qué acciones interrumpen los plazos de prescripción

Prescripción de las deudas con Hacienda

Llegado a este punto, es probable que te preguntes cómo se puede interrumpir este plazo, lo importarte a tener en cuenta es que se puede interrumpir con acciones específicas dependiendo de quien las realice, y se pueden catalogar en:

a) Acciones de la Agencia Tributaria: Por cualquier acción realizada con conocimiento del obligado tributario que esté dirigida de forma efectiva a la recaudación de la deuda tributaria.

b) Tus acciones. Tú también puedes interrumpir la prescripción:

  • Si interpones reclamaciones o recursos.
  • Si declaras el concurso de acreedores.
  • Si pagas parte de la deuda.

Para ti, como contribuyente, es bueno conocer las acciones que podrían interrumpir la prescripción. De esta forma, aumentarás tus posibilidades de beneficiarte de la prescripción para ahorrarte impuestos para siempre y a largo plazo.

Es por eso que la guía que he elaborado es una guía que incluye de forma sencilla las claves en materia de prescripción que comparto con mis clientes en mi ejercicio profesional de abogado fiscalista, y que estoy seguro te serán de mucha utilidad.

Cubre el formulario y DESCARGA nuestra «Guía de Prescripción de Deudas con Hacienda»⬇️

¿Por qué cubrir el formulario para descargar nuestra «Guía de Prescripción de Deudas con Hacienda»?

  • Porque queremos ayudarte y que te vas libre de deudas con Hacienda.
  • Porque sólo tú puedes darnos tus datos de contacto.
  • Porque cuidaremos los datos de tu nombre, teléfono y e-mail con mimo y con respeto.
  • Porque es la forma de que pueda ayudarte a lograr que prescriban tus deudas con Hacienda.

Ten en cuenta que la prescripción es mucho más que un golpe de suerte, es un derecho que tienes como contribuyente, seas persona física o una sociedad. Y de nuevo, en esta guía encontrarás aspectos clave que he aprendido durante mi ejercicio profesional sobre este tema y, que seguro, te serán de mucha utilidad.

El conocimiento es poder. Y si es compartido, mejor ☺️.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta información tiene una finalidad exclusivamente didáctica, no es un informe jurídico riguroso y preciso, ni es sustitutivo de asesoramiento jurídico o fiscal adecuado. Esta información puede contener imprecisiones, generalizaciones, simplificaciones, contenidos desactualizados o directamente errores que conlleven que las conclusiones en ella alcanzadas no resulten aplicables a tu caso. Las operaciones en el tráfico jurídico deben ser realizadas con la ayuda y asesoramiento de un experto que conozca las circunstancias de tu caso concreto. SAEZ.LAW SLU declina cualquier responsabilidad por el uso de esta información didáctica. SAEZ.LAW SLU realiza el máximo esfuerzo para que la información facilitada sea apropiada y actualizada. No obstante, SAEZ.LAW SLU no se hace responsable de ningún daño que pueda derivarse del uso o aplicación de la mencionada información.