⚓ #1 Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista

Un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista es una buena opción, pero no es la única que tienes.

Te he hablado ya de las  #5 claves para ser abogado fiscalista en España, para ser uno bueno, pero bueno de verdad. La resiliencia, los idiomas y otras muchas características que a día de hoy siguen resultando ser imprescindibles.

El caso, es que estamos en una situación excepcional, vivimos tiempos convulsos en los que muchas de las cosas que eran normales han dejado de serlo para pasar a adaptarse a la tan conocida nueva normalidad. Dentro de ella, empiezan a surgir alternativas a las formas tradicionales de especializarse como abogado en Derecho Fiscal.

Estoy seguro de que hacer el Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista es el top #1 de las opciones que cualquier joven abogado se plantea para especializarse en fiscal al terminar el Máster de la Abogacía.

Te venderán la idea de que con un Máster en Derecho Fiscal en un lugar de prestigio se te abrirán las puertas de los grandes despachos. Malgastarás una cantidad loca de tiempo, dinero y energía en asistir a clases y terminar el maldito Trabajo de Fin de Máster (TFM) que no te generarán los resultados que esperabas. Memorizarás leyes y bailarás el agua a los profesores pensando que eso es lo te ayudará a ser abogado fiscalista.

Y yo me pregunto: ¿para qué pierdes tanto tiempo en ser abogado fiscalista si en el fondo tú lo quieres es trabajar de abogado fiscalista?

Porque, sí, aprendes Derecho Fiscal, nadie dice lo contrario, pero no trabajas en Derecho Fiscal. Eso significa que no se trata de estudiar y comprar un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista, sino de empezar a trabajar codo con codo con otro abogado fiscalista que te enseñe. Recuerda: pagar un Máster en Derecho Fiscal no siempre es sinónimo de conseguir llegar a ser abogado fiscalista.

La mentoría es una alternativa al Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista.
La mentoría es una alternativa al Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista.

Una mentoría con un abogado fiscalista es una alternativa a contratar un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista

Al final de este post de mi blog podrás DESCARGARTE mi «Guía para ser abogado fiscalista» en la que te explico cómo puedes lograr conmigo convertirte en abogado fiscalista.

Soy Álvaro Sáez, abogado fiscalista, te defiendo de Hacienda y te enseño a ahorrarte impuestos.

Las facultades necesarias y básicas para ser un buen abogado fiscalista siguen siendo las mismas que antes, pero lo que ha cambiado es la forma en que los jóvenes abogados pueden especializarse en Derecho Fiscal.

Ya antes de la pandemia vivíamos en un mundo en continuo cambio. Estamos inmersos en la revolución tecnología.

Y lo que hace 15 años cuando yo terminé la carrera de Derecho era impensable, hoy es el día a día de los abogados fiscalistas.

Ahora, por ejemplo, las comparecencias ante la Inspección de Hacienda son por zoom. Me imagino que a ti, si has nacido después del año 1996 te parecerá obvio, pero ha sido un gran cambio.

Cuando yo terminé mi doble licenciatura en Derecho y ADE. Licenciatura era como se llamaba antes a los grados. Me voy haciendo viejo…

Te decía que, cuando yo terminé la carrera, no había Máster de la Abogacía y la forma que yo encontré de ser abogado fiscalista fue empezar a trabajar en un gran despacho.

Solo puse una condición: o abogado fiscalista o nada. Y tuve suerte y me la aceptaron y, además, me pagaron de cine.

Esto hoy es ciencia ficción. Los grandes despachos ya no son tan grandes y, además, no contratan tanto.

Y si contratan, quieren abogados que ya estén especializados, no van a invertir en ti 2 años de formación, para que cuando estés preparado te pongas por tu cuenta, como hice yo en su día.

Lo de ser freelance y tu propio jefe en 2007 no era tan habitual.

Se podía hacer carrera en los grandes despachos y llegar a socio. Vivíamos en el boom inmobiliario. Todo era posible.

Pero ahora muchos abogados de mi edad languidecen en grandes despachos sabiendo que en la junta de socios ni están, ni se les espera.

¿A dónde van a ir ahora?

Ellos hicieron el Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista ¿Y de qué les ha servido?

Son como empleados de una sucursal de un banco, comerciales, o al cumplir cuarenta y pocos les invitarán a abandonar la firma.

Lo mejor para ellos es irse a la empresa con jornada laboral de 8 horas y 1 mes de vacaciones.

Ahí tampoco es para siempre, en la empresa a los 50 y pocos, también te dan pasaporte.

Mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista» es la solución que buscas.
Mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista» es la solución que buscas.

Pero dejemos de hablar de ancianos abogados fiscalistas de 35 o más años

Tú todavía no tienes 30 años y estás pensando en hacer un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista.

Si generalizamos un poco las habilidades del buen abogado fiscalista partimos de que necesita ser un asesor fiscal nato, debe saber guiar a su cliente y darle las indicaciones necesarias para alcanzar el éxito. A lo anterior hay que añadir que posea una amplia capacidad negociadora, con la que saber convencer, ya sea a un juez o a la Inspección de Hacienda. También tiene que saber defender los intereses de sus representados, por otra parte, pilar fundamental de todo buen abogado.

A todas las anteriores ya conocidas y reconocidas por entradas anteriores del blog hay que sumarle otras 5 habilidades que las completan en estos tiempos convulsos.

⚓ 5 cualidades del abogado fiscalista en un mundo en cambio constante

1.Capacidad de adaptación al cambio

Esta era obvia. Es una habilidad clave para ser un buen abogado fiscalista. La adaptabilidad y la capacidad de recuperación en un contexto volátil, complejo y nuevo en un sector como el legal —que es muy variable— se vuelve un requisito imprescindible.

Poder adaptarse o recuperarse lo antes posible de un gran cambio o una situación difícil y salir fortalecido de ella es un superpoder que los abogados fiscalistas pueden desarrollar y deben poseer.

Aumentando su resiliencia, los abogados pueden optimizar su desempeño, mejorar la experiencia con el cliente y aumentar su propio bienestar.

Están ocurriendo muchos cambios en muchos sectores y la adaptabilidad es clave. La facilidad para adaptarse a los nuevos requerimientos, a las nuevas necesidades o al nuevo entorno se ha vuelto imprescindible.

En un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista no te enseñan esta habilidad. Y mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista», sí te lo enseño.

2.Atención a las nuevas oportunidades

Si la frase de que «en toda crisis hay una oportunidad» es tan popular por algo será. En tiempos de crisis las nuevas oportunidades están donde menos te lo esperas, y hay que estar muy pendientes para que no se nos escapen de las manos. Se están dando nuevas formas de comportamiento y sobre todo nuevas formas de hacer negocios y es importante que el abogado fiscalista les preste atención y esté al día porque las cosas van cambiando y, en breve, todo aquel que no esté actualizado se encontrará con muchísimas trabas para poder ejercer la abogacía.

El mundo nos obliga a resetear nuestra manera de trabajar, un nuevo modelo sólo apto para los que estén preparados y dispuestos a cambiar sus hábitos laborales.

Y mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista», sí te enseño a prestar atención a las nuevas oportunidades. En un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista no te enseñan esta habilidad.

➡️ 3. Comunicación on-line

Que levante la mano quien durante el confinamiento no haya tenido vídeo conferencias a gogo ^_^

Todos, o casi todos nos hemos pasado a esto de la comunicación a través de la pantalla, no nos ha quedado otro remedio.

De hecho el Coronavirus ha obligado a que muchos emprendedores, cuyo modelo de negocio no tenía tanto peso en su formato on-line, se hayan visto inmersos en un mundo que desconocían.

«Renovarse o morir».

Así la comunicación online ha pasado a ser una cualidad fundamental  para todos ellos de la que hay mucho que aprender. Crear contenido de valor y hacerse visible a través de él es una tarea necesaria si queremos obtener una respuesta de nuestro cliente objetivo.

Es vital saber comunicarse de la forma correcta para llegar a tu audiencia, sea esta un comprador de perfumes o un cliente que necesita ayuda con Hacienda.

Todavía no he visto un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista con una asignatura de «Comunicación on-line».

4.Empatía

Si algo nos está enseñando este Covid-19 es que estamos conectados. Las cosas afectan al mundo en su conjunto, por lo que ser capaz de ponerse en la piel del otro es una cualidad que todo buen abogado fiscalista debe poseer.

La empatía con respecto al nuevo cliente y a sus nuevas necesidades es algo más necesario que nunca. Hay que entender al cliente, sus miedos y situaciones concretas.

Un abogado fiscalista empático será aquel capaz de ponerse en el lugar de la otra persona, entender sus emociones, su forma de actuar y su perspectiva. Eso implica conectar con el cliente, aunque no signifique necesariamente estar de acuerdo con él.

Tampoco conozco ese Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista que te enseña empatía con los clientes, los magistrados del TSJ o el inspector de Hacienda.

Sin embargo, ¿yo te parezco empático o no? Pues, espera a empezar mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista».

El mentor o es empático o no es mentor.

💬 5. Capacidad de respuesta

La disposición de ayudar a los clientes y proveerlos de un servicio rápido y oportuno cuando los problemas son nuevos e inesperados es una habilidad realmente útil. Hay que estar al tanto de las dificultades más probables y casos más comunes, para estar un paso por delante y dar una respuesta efectiva a quien necesita de la ayuda de un abogado fiscalista.

No es una tarea sencilla y hay no solo hay que ser muy precavido y un gran planificador, sino que también hay que estar muy al día de la legislación vigente.

Porque con Hacienda no solo hay que actuar una vez que están sobre ti, lo ideal es ser lo suficientemente previsor para que nunca te cojan con el pie cambiado y tener la orientación y estrategias necesarias de la mano de un especialista en el tema.

Esta habilidad la aprenderás con mi mentoría «7 meses para ser abogado fiscalista», en el Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista te enseñarán otras cosas, pero esta seguro que no.

El Coronavirus y todas sus implicaciones han traído cambios para todos. Frente a un futuro incierto, los abogados al igual que los demás debemos adaptarnos, actualizarnos y re equiparnos para poder seguir en el mercado laboral, el reto está en promover las habilidades que permitan seguir adelante en este contexto de incertidumbre

cualidades abogado fiscalista

Un abogado fiscal es un profesional del Derecho indispensable en los tiempos que corren. 

Contar con un asesoramiento legal fiscal personalizado, ya seas un particular o una empresa, en esta área garantiza un riguroso control, minimiza los riesgos y sobre todo aporta un enfoque de optimización de tus finanzas.

Como abogado fiscalista y especialista en la materia de reclamaciones de Hacienda  lo he demostrado en innumerables ocasiones.

Tener a un buen conocedor de las leyes fiscales de tu lado a la hora de emprender o llevar a otro nivel tu negocio marca claramente la diferencia entre llegar o quedarse en el camino.

Estas 5 habilidades pueden llegar a marcar la diferencia y garantizar que seas el buen abogado fiscalista que debes ser en esta nueva realidad.

Descárgate mi «Guía para ser abogado fiscalista».

Se trata de un informe valorado en 377 euros, que te regalo de forma gratuita, 377 euros.

Y tú dirás:

— Muy bien, Álvaro, me has explicado que no necesito Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista , pero ¿dónde aprendo a ser abogado fiscalista?

La pregunta no es dónde, sino con quién. Y la respuesta es conmigo.

Me encanta ser abogado fiscalista y quiero que tú también puedas serlo. Mentorizo a jóvenes abogados y no tan jóvenes para ser abogados fiscalistas.

Te he explicado qué necesitas tener para ser abogado fiscalista, pero no te he dicho cómo.

En la guía que he elaborado para ti y que puedes descargar aquí debajo te explico las claves sobre cómo puedes llegar a ser abogado fiscalista:

Guía para ser abogado fiscalista

Y si no te convence, siempre puedes hacer un Máster en Derecho Fiscal para ser abogado fiscalista.

Álvaro Sáez.

Abogado Fiscalista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *