¿LA TASA GOOGLE QUÉ ES? GOOGLE YA ES BILLONARIA

Hace unos meses te hablamos de la Tasa Google y de lo que su aplicación supondría para la economía española. Nos centramos en mostrar las generalizaciones que se hacen al respecto y en lo erróneas que son muchas de ellas.

De hecho, hace unas semanas, sin ir más lejos y con la Tasa Google ya funcionando a medio gas se hacía pública la noticia de que Google ya es billonaria en valor bursátil convirtiéndose en la cuarta gran compañía tecnológica en conseguirlo por detrás de Apple, Microsoft y Amazon, con un crecimiento en ingresos de alrededor del 20%.

Hoy nuestra intención es la de que veas en concreto a qué nos referimos cuando decimos Tasa Google, qué es la Tasa Google, DST y derivados y cómo está la situación a nivel mundial, europeo y español.

tasa google qué es

➡️ ¿La Tasa Google qué es? ¿Qué es el DST —Impuesto (Tax) a los Servicios Digitales—?

La Tasa Google, así llamada en España, nace a raíz de que, en los últimos años, distintos países y expertos económicos plantearan una preocupación sobre el sistema fiscal internacional existente que al parecer no alcanzaba a la digitalización de la economía.

Según las normas fiscales internacionales vigentes, las multinacionales generalmente pagan sus Impuestos donde se ubican sus sedes en lugar de donde se encuentran los consumidores o, específicamente para el sector digital, los usuarios.

La Tasa Google —en el caso de España— es un Impuesto que se pretende cobrar a los ingresos brutos de las grandes empresas digitales que tienen usuarios en nuestro país.

El DST es lo mismo, pero con sus siglas en inglés y con variaciones según el país europeo del que hablemos. Por ejemplo, Francia aplica un impuesto del 3% sobre los ingresos de la publicidad dirigida, la transmisión de datos recopilados sobre los usuarios con fines publicitarios y el servicio de una interfaz digital.

➡️ ¿Qué propone la Unión Europea?

La Comisión Europea ha propuesto un impuesto sobre el volumen de negocio de un 3% que se aplicaría sobre los ingresos de los servicios de publicidad online, los mercados online y las ventas de datos de los usuarios. Las empresas con ingresos mundiales anuales de 750 millones de euros o ingresos anuales en la UE de 50 millones de euros estarían sujetos al impuesto.

El DST, en un principio, se propuso como una medida provisional hasta que la UE reformase sus reglas comunes de impuestos para actividades digitales. Sin embargo, la propuesta fue descartada a principios de 2019 porque varios estados miembros de la UE se opusieron a él.

La nueva Comisión Europea ha anunciado que, si la OCDE —Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos— no alcanza un acuerdo internacional al respecto en 2020, reiniciará su trabajo.

La OCDE lidera un esfuerzo internacional para reescribir las normas tributarias globales.

La propuesta actual incluye un nuevo método para gravar una parte de las ganancias, basada en las ventas, en lugar de en la ubicación física del negocio.

➡️ ¿Cuál es la propuesta de Francia, líder en la implantación de la medida?

De manera similar a la propuesta de la UE, como decíamos antes el DST en Francia es una tasa del 3%. Se aplica a los mercados online y los servicios de publicidad online (incluida la venta de datos). El impuesto se adoptó en julio de 2019, pero es retroactivo al 1 de enero de 2019. Los pagos hasta ahora se habían pospuesto un año debido a la amenaza de aranceles a productos franceses del presidente Trump.

Macron hace unos días confirmó el compromiso entre Estados Unidos y Francia. Francia reembolsará a las empresas afectadas la diferencia entre lo que pagan por DST y lo que pagarán según el acuerdo a nivel mundial que adopte la OCDE al respecto.

ABOGADO FISCAL Nº1 [Álvaro Sáez]
ABOGADO FISCAL Nº1 [Álvaro Sáez]

➡️ ¿Y en España?

En España ya se intentó aprobar una Tasa Google en la legislatura pasada con escaso éxito. Hoy por hoy se ha vuelto a retomar el tema. El impuesto propone un gravamen del 3% sobre servicios de publicidad online, venta de datos de usuarios y venta de publicidad online.

El gobierno de EE.UU. ya ha hecho su amenaza al respecto como en su día lo hizo con Francia proponiendo aranceles sobre el vino, el aceite y las naranjas españolas.

➡️ ¿Cuál es la propuesta fiscal digital de Inglaterra?

Inglaterra propuso un impuesto del 2% sobre los ingresos de los motores de búsqueda, las plataformas de redes sociales y los mercados online. Los umbrales de ingresos se han establecido en 500 millones de libras a nivel mundial y 25 millones de libras a nivel nacional.

Está previsto que el impuesto entre en vigencia en abril de 2020. Aunque el gobierno declaró que el impuesto sería una medida temporal hasta que se llegue a un acuerdo internacional.

De momento los titulares de la prensa económica inglesa dicen cosas como estas: «Amazon ignora la amenaza del nuevo impuesto digital del Reino Unido»

Nacido a raíz de que Amazon haya hecho caso omiso de la amenaza del nuevo impuesto digital que se avecina en el Reino Unido, diciendo que sus planes de inversión en el país no se desanimarán ya que lo tienen tan fácil como depositar ese nuevo impuesto en los costes a sus vendedores.

➡️ ¿Qué países han anunciado, propuesto o implementado un DST?

Entre los países europeos de la OCDE, Austria, Francia, Hungría, Italia y Turquía han implementado un Impuesto digital.

Bélgica, la República Checa, Eslovaquia, España y el Reino Unido han publicado propuestas para promulgarlo y Letonia, Noruega y Eslovenia han anunciado oficialmente o han mostrado intenciones de implementar dicho impuesto.

📣 Voces críticas

El DST es un impuesto sobre el volumen de negocio.

Históricamente, los impuestos sobre el volumen de negocio han sido rechazados como políticas fiscales deficientes por su ineficiencia. Crean barreras para el crecimiento económico y en general, se consideran políticas fiscales abusivas.

Los críticos añaden que una política fiscal diseñada para apuntar a un solo sector o actividad es de base injusta y terminará por afectar directamente al consumidor.

➡️ ¿Cómo está actuando la OCDE?

La OCDE actualmente está organizando negociaciones con más de 130 países para adaptar el sistema tributario internacional. Uno de los objetivos es abordar los desafíos fiscales de la digitalización de la economía.

La propuesta actual de la OCDE es que las empresas multinacionales paguen algunos de sus impuestos donde se encuentran sus consumidores o usuarios.

Sin embargo, a pesar de estas negociaciones multilaterales en curso, varios países han decidido avanzar con medidas unilaterales para gravar la economía digital, tal es el caso de España.

La opinión de SAEZ.LAW

Yo, en SAEZ.LAW como abogado especialista en impuestos creo que la Tasa Google es poco oportuna y que, pese a que nuestros políticos nos hayan vendido que con ella se recaudará más, sinceramente creo que sucederá lo contrario.

Google, Amazon y todos los demás trasladarán la carga de ese impuesto al consumidor y por consumidor me refiero a todas esas empresas medianas y pequeñas a las que esta subida afectará de forma desastrosa e implicará que sumada a otras medidas fiscales poco certeras provoque el cierre de muchos negocios en España. Esos negocios una vez cerrados, como es lógico, dejarán de pagar impuestos.

Álvaro Sáez

Abogado de Impuestos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *