🏢 Cómo vivir en un hotel… y ahorrarte impuestos 1#

Ahorrarte impuestos viviendo en un hotel. Todo son ventajas si te lo puedes permitir.

🏢 Vivir en un hotel y ahorrarte impuestos: descubre cuánto cuesta vivir en un hotel.

Elegiré ser práctico y directo, por eso te digo:

¡Para ser rico vive de hotel!

Sin más. Es un truco fácil de aplicar si te pones a ello con verdadero interés.

Estoy seguro de que el día que firmaste el acta de compraventa de tu casa lo hiciste con mucha ilusión: ¡normal!, un momento así suele generar muchas emociones.

Es el primer paso de un nuevo comienzo y de hacer algo completamente tuyo. Y el YO el MÍO son palabras que tienen un gran poder emocional sobre las personas.

Soy Álvaro Sáez, abogado para recurso contra Hacienda y te enseño ahorrarte impuestos.

📣Pero cuéntame:

¿A quién le gusta sentirse responsable de fregar WCs, pasar la escoba y hacer la cama?

¿Cómo te sientes al saber que si se rompe una tubería tendrás que llamar a alguien y pagarle en consecuencia?

¿Y al pagar mes a mes una hipoteca que te tendrá atrapado hasta casi la jubilación?

¿A quién en su sano juicio le gusta eso?

Pues te contesto: ¡a nadie o casi nadie, seguramente!

Pero eso no es todo, quedan un conjunto de cosas que muchas veces nos hacen arrepentirnos del día que compramos nuestra casa.

🙂Serás más feliz, libre y… además podrás ahorrarte impuestos

Te quejas del IBI, de tu Comunidad de Propietarios, de sus derramas, y de tu hipoteca asfixiante (otra vez).

También de lo cara que te resulta la seguridad social de la empleada del hogar. Sí, la seguridad social de la asistenta también es un impuestos que pagas tú.

Entonces:

¿Serás más feliz, libre y rico en un hotel?

¿Podrás ahorrarte impuestos sabiendo que de todo se encargará otro y que de lo único que te tienes que hacer cargo es de elegir tu habitación?

Gana libertades que te permitan cambiar de habitación o de hotel tantas veces como quieras y serás completamente dueño de lo que hagas aprovechando tus oportunidades.

¿Serás más libre?

¡Estoy seguro de que sí!

Solemos pensar que “nuestra” vivienda es la mayor riqueza, pero no siempre es así.

Muchas veces es un un convencimiento relacionado con nuestra “retrocultura” más que con lo que es la realidad financiera.

La vivienda era hasta no hace mucho una gran inversión que se revalorizaba casi desde el mismo día de su compra.

Pero los tiempos del boom inmobiliario han acabado y las rentas que podían ofrecerte la venta de tu casa se han acabado también. Y sin embargo, los impuestos sobre la vivienda siguen.

¿Por qué el precio de la vivienda y su rentabilidad bajan, y los impuestos sobre la vivienda suben?

¿Sigues pensando que tu piso hipotecado te hace rico? ¿O empiezas a notar que carecer de vivienda puede ahorrarte impuestos?

Ahorrarte impuestos y vivir de hotel.
Ahorrarte impuestos y vivir de hotel.

¡Sólo un rico puede vivir de hotel!

Si eso es lo que estás pensando, ya te digo que estás acertando mucho.

Pero me gusta decirte también que hay ricos que viven en pisos de alquiler compartidos con asistenta, en colivings, en albergues, en pensiones, en hostales, y en hoteles de 1 a 5 estrellas.

Tus hijos no son tus principales gastos…

Estoy seguro de que tras leer todo esto, podrías decirme:

“Esto está muy bien, si no tuviera hijos y todos los gastos que conllevan”

Me parece razonable, pero aun así sigo diciéndote que:

“Tu mayor gasto es tu hipoteca y sus intereses, más los impuestos de tu vivienda, no tus hijos”.

💭 Imagina si fuera diferente…

Trabajas muy duro, lo necesitas para pagar la hipoteca, para pagar tus impuestos, para llegar a tu casa y hacer esas tareas que no te apetece hacer.

Sobre todo para decirles a tus hijos y a ti mismo que todo eso lo aguantas por su bien, sin tener en cuenta el verdadero daño que tu insatisfacción diaria les provoca y te provoca.

Recuerda: ¡Aún estás a tiempo!

VENDE TU CASA, VETE DE HOTEL Y ¡HAZTE RICO AL INSTANTE! Y, además, encuentra modos agradables de ahorrarte impuestos.

Es una cuestión de cambiar la manera de ver la vida y de planificarla.

Puedes comenzar imaginando cómo sería eso de irte a vivir a un hotel o si quieres con algo más pequeño e igual más fácil.

Piensa en cómo puedes generar algún tipo de ingreso pasivo, que te libre de otra de tus ataduras: el trabajo.

Ingresos pasivos es sinónimo de reducir el estrés, la ansiedad y el miedo al futuro. Son algo que te permite concentrarte en hacer lo que más te gusta y vivir tranquilo.

Proporcionando una plataforma para la estabilidad financiera y el crecimiento: sencillamente comprando activos y generando ingresos pasivos.

¿Verdad que parece algo que todo el mundo debería hacer?

Se trata de compatibilizar ingresos pasivos con un trabajo al 100% para poder vivir tranquilo o con la pensión que te dé (si te la da) el gobierno cuando te jubiles.

Que tengas rentas pasivas es un objetivo lo suficientemente ambicioso como para hacer los esfuerzos necesarios, o eso creo yo.

Y, ¿Cómo es posible conseguir algo así? Invirtiendo ahora para garantizar ese futuro idílico y casi perfecto del mañana.

Invirtiendo para ahorrarte impuestos.

Utiliza ese dinero que puedes ahorrarte de parte de la hipoteca y dedícalo a algo que te entusiasme y pueda generar para ti y para los tuyos algún tipo de rendimiento sin trabajar.

Y que, además, suponga ahorrarte impuestos.

🚀Las opciones para invertir en ingresos pasivos son múltiples y elegir entre la que más se adapte a ti será el primer paso para lanzarte.

Es fundamental pararse a pensar con detenimiento y estudiar todos los caminos posibles. Muchos gurús sobre el tema te hablaran de lo bueno de hacer una cosa u otra, pero aquí lo relevante eres tú y tu situación concreta.

Invierte en algo que te haga sentir cómodo, y sé valiente y prudente. La sensatez y el realismo son las mejores bazas para que todo salga bien.

El reto al que uno debe hacer frente para lograr una cantidad de ganancias respetable que se generen de fuentes de ingresos automáticas y recurrentes, es que suele llevar bastante tiempo.

Seamos realistas, concebir un ingreso pasivo no es inmediato.

Requiere una inversión inicial, sobre todo en tiempo, y de una santa paciencia a la espera de que esa aportación inicial dé sus frutos —los ingresos pasivos funcionan normalmente a largo plazo—.

Pero, ¿y los beneficios?

Porque invirtiendo lograrás mes a mes ese dinero de forma fija y también te ahorrarás otro tanto en impuestos.

El dinero que inviertes te ayuda a ahorrarte impuestos. Ahórrate impuestos.

¡Vivir en un hotel es el primer paso!

Álvaro Sáez.

Abogado Fiscalista.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *